Importancia de las vitaminas en los niños

Crecer sanos y fuertes, es una de las metas principales por la que los padres cada día se esfuerzan, sin embargo, los suplementos vitamínicos también son parte importante de la dieta diaria en los menores.

La indicación preventiva de suplementos de vitaminas es muy variable, depende de las condiciones nutricionales de cada paciente, sin embargo, se inician desde las primeras semanas de vida (2 a 4 semanas aproximadamente) hasta un período variable entre los 6 a 12 o 24 meses.

Las vitaminas indicadas durante los primeros meses son complejos que reúnen vitamina A - C – D. “Este tipo de prevención tiene como finalidad dar aportes extras de aquellas vitaminas que por razones nutricionales maternas o insuficiente exposición solar por parte del bebé puedan estar por debajo de los requerimientos.

La Vitamina A

Desempeña un papel importante en el desarrollo de una buena visión. La leche materna es la mayor fuente de vitamina A para el niño lactante.

• Aquellos niños que se alimentan por leches artificiales no fortificadas están en desventaja.

• Los alimentos recibidos durante el destete suelen tener baja concentración de Vitamina A.

• Las infecciones respiratorias y gastrointestinales que son frecuentes durante los primeros años de vida aumentan el requerimiento de esta vitamina A.

La Vitamina D

Ayuda al cuerpo a absorber el calcio, por lo cual ayuda en la formación de los huesos, su déficit afecta la producción de tejidos óseos, hasta llegar a producir osteoporosis y raquitismo.

• El cuerpo produce la vitamina D cuando la piel se expone directamente al sol, por lo cual todo niño debe recibir sol diariamente. Muy pocos alimentos contienen vitamina D de manera natural. Bebés que se alimentan con leche materna o lactancia mixta (natural y artificial) y a bajos volúmenes también requieren suplementación con Vitamina D.

La Vitamina C

Se necesita para el crecimiento y reparación de tejidos en todas las partes del cuerpo, ayuda a formar piel, tendones, ligamentos, vasos sanguíneos, tejido cicatrizal, reparar y mantener el cartílago, los huesos y los dientes y finalmente ayuda a la absorción del hierro.

• El cuerpo no puede producir la vitamina C por sí sólo, ni tampoco la almacena. Por lo tanto, es importante incluir muchos alimentos que contengan esta vitamina en la dieta diaria tanto del bebé como en las madres que amamantan.

Leído 23498 veces Modificado el Miércoles, 06 Junio 2018 02:00
Más en esta categoría: « Food Pot Kitchen Cooking